Reacciones ante la muerte


Sabía que la entrada que menciona la irrelevancia de la muerte de Gerardo Alfaro iba a desatar reacciones virulentas, pero a decir verdad esperaba que estas fueran más o menos inteligentes y que quedaran registradas en las sección de comentarios.

Sin embargo esto no ha sido así del todo.

Lo menos que se ha dicho es que carezco de la mínima compasión, y lo más ridículo es que tengo el alma pobre.

Pero para mi decepción la mayoría de comentarios airados han sido dirigidos a mi correo electrónico en forma de anónimos, tal parece que yo mismo hubiera moderado los mismos y dejado en la pagina solo los que hablan bien de mi entrada.

Bien, creo que aunque anónimos y a la vez tímidos algunos merecen respuesta.

Mi comentario deja bien claro que no le deseo la muerte a nadie, aunque pensándolo bien no estaría tan seguro de que no me alegrara de la muerte de ciertas personas y creo que cualquiera estaría de acuerdo conmigo con respecto a terroristas, secuestradores y algunos políticos y líderes sindicales.

Parece ser que la principal molestia es mi supuesta falta de compasión ante el dolor de parientes y amigos de alguien enfermo o recién fallecido.

Sin embargo creo que hay conceptos que están sobrevalorados o mal entendidos y uno de ellos es la compasión que suele confundirse con la empatía.

El otro concepto es nuestra reacción ante la muerte.

Pregunta:

¿Por qué debemos respetar la memoria de alguien si no lo hacíamos en vida?

¿De qué artes se valen las personas para dotar de virtudes a los recién fallecidos si estos no las tenían en vida?

No será más bien que hablamos bien del fallecido como una forma de asegurar que se hable bien de nosotros cuando nos toque “colgar los tenis”.

Pretensión del todo inútil porque el muerto ya no podrá hablar nada de nosotros.

¿Pero que las virtudes y defectos no son los mismos que el muerto tenía en vida?

¿Qué hace que una persona que en vida fuera un miserable y mediocre pusilánime, en su muerte de pronto se convierta en un dechado de virtudes?

Es entendible que sus seres queridos lo vean con ojos de amor, porque lo ven así incluso antes de que se muera, pero los demás no tenemos ninguna deuda de cortesía con alguien que despreciamos en vida.

De igual forma las cualidades de algunas personas valiosas no se invalidan por el hecho de morir o de no haberlas conocido personalmente.

A mí me dolió la muerte de Ikram Antaki, la de Octavio Paz, la de Jaime Sabines, la de Carl Sagan y me dolió la muerte de algún amigo aunque este fuera un maldito y me dolerá escuchar hablar mal de él aunque sea verdad, pero nada tendría que reprocharle a quien describe sus defectos siempre y cuando no me los venga a enumerar en su funeral.

Y si no me gusta que alguien escriba bitácoras ensuciando su memoria, pues no las leo y ya.

Una de las probables razones para respetar la muerte de los demás sin importar su condición humana tiene que ver con nuestra formación religiosa.

De alguna forma nos imaginamos que el recién fallecido se irá al cielo y ahí le entregaran sus alitas y su arpa y desde una nube nos será designado como nuestro ángel guardián.

Se oye bien, pero incluso esta visión romántica del cielo no tiene nada que ver con los fundamentos de la religión católica.

Siento mucho decepcionarlos pero sus seres queridos no adquieren superpoderes al llegar al cielo para librarlos de las calamidades de este mundo.

En cambio si este fue una buena persona en vida y su valía fue evidente incluso para desconocidos o personas mas allá de su familia, esta valía no desaparecerá aunque el muerto se convierta en ceniza o comida para los gusanos.

Por eso es inútil inventarles virtudes a los muertos que nunca tuvieron en vida; una cosa es el respeto y otra la hipocresía.

Por eso es importante hacerle caso a la regla de oro de Kant Actúa de forma que la máxima de tu conducta pueda ser siempre un principio de Ley natural y universal”.

Pero hacerlo en vida para que no tengan que inventarnos virtudes cuando muramos.

A mí me vale lo que digan de mi cuando me muera, aunque a decir verdad también me vale ahora mismo.

Por eso no tengo respeto por la muerte, pero si tengo respeto por la vida y mi respecto incluye faltarle al mismo a quien a mi juicio no se lo merezca, y si no le hago caso a mi juicio entonces al de quien.

Y no, Selena no era la gran cosa hasta que se murió, Colosio no era un político visionario, más bien fue mediocre (no hizo gran cosa como diputado ni como senador) y falso como la mayoría de los de su clase, hasta que lo mataron y lo hicieron mártir, si no hubiera muerto de seguro hubiera perdido; Valentín Elizalde cantaba horrible y La princesa Diana hacia caravana con sombrero ajeno.

Ah, me olvidaba de algo: ¡Feliz Año Nuevo!

Juan Carlos Bujanda Benitez

Enero 5, 2008

Anuncios

10 pensamientos en “Reacciones ante la muerte

  1. Sergio Alberto Bujanda dice:

    Hola, yo creo que la muerte podría ser considerada desde el punto de vista biológico como un paso intermedio ante la transformación de la materia en sustancias simples que van a generar nueva vida.
    Desde el punto de vista religioso me voy a limitar a decir lo que dice la Bíblia al respecto, y es que el duelo por los muertos debe durar 7 días. Es increible que muchas enfermedades como la depresión, angustia, frustración, y físicas desde enfermedades de la piel hasta leucemia son a raíz de duelos no resueltos.

    Agregué tu link en mi blog:
    http://huevosdeavestruz.blogspot.com/

    No somos muchos los Bujanda en el Mundo y hay que perpetuar el apellido.

  2. Christian dice:

    Sergio: ¿En qué parte de la biblia dice que el duelo por los muertos debe durar 7 días, en la misma donde dice ‘ayúdate que yo te ayudaré’?
    ¿De dónde sacas que las enfermedades indicadas son a raíz de duelos no resueltos? ¿Puedes citar esto de alguna revista científica especializada?

    Juan Carlos, es muy cierto que la gente tiene la costumbre de exagerar, e incluso inventar virtudes de personas que han fallecido. Me da la impresión que tiene que ver con el culto a los antepasados en el que se cree que si hablas mal de ellos vendrán a castigarte.

  3. César Medina dice:

    Yo solo quiero agregar que se vote por el cambio de apellido de Sergio Alberto, ya que me he acostumbrado a ligar este respetuoso apellido a alguien con cultura y verdadero Sentido Común….. DIXI!

  4. el esposo de mi esposa (TheJab) dice:

    … y ahora ¿qué se dirá de Bobby Fischer?

  5. Juan Carlos Bujanda Benitez dice:

    Sergio tiene sus muy peculiares puntos de vista, espero que no esten “cincelados en piedra”, y todos ellos son criticables, asi como los de cualquier persona incluyendome.

    Pero si algo se vale en este espacio es disentir, claro que con argumentos.

    Cesar, te agradezco el comentario, pero si supieras la clase de fichitas que portan el apellido, con decirte que hay hasta Abogados en la familia.!!!

    Bobby Fisher? El nino genio del ajedrez?

  6. el esposo de mi esposa (TheJab) dice:

    “con decirte que hay hasta Abogados en la familia”… JAjajajajaja!!!!

    Fisher falleció el viernes 18/01/08.

  7. Antonio dice:

    Ahora Marcial Maciel se va a convertir en un santo.

    Morirse tiene sus ventajas.

    Un Abrazo.

  8. Anonymous dice:

    Yo veo la muerte de forma parecida a la tuya. En mi caso, soy ateo y no creo en la vida después de la muerte.

    Entiendo que cuando una persona muere, a sus seres queridos no les guste que se hable mal de esa persona, al igual que cuando está viva. Aunque sean verdades.

    El caso es que al no creer en otras vidas, considero que una vez muerto, me dará igual que ensucien mi memoria o no. No lo voy a padecer.

    Por tanto, respeto a los muertos desde el punto de vista de sus allegados, pero nada más.

    Considero la muerte una liberación del sufrimiento para muchos y un veto a la felicidad de otros. Algunos no quieren vivir, otros desean vivir, pero más allá, los hay que deberían morir para no hacer sufrir más a otras personas y otros que deberían vivir más porque alegraban a los suyos.

    Es algo que escapa a nosotros decidir quién puede vivir y quién no, por lo que no apoyo la pena de muerte, pero sí que me alegro de que ciertas personas dejen de hacer mal al mundo en general.

  9. Corleone dice:

    Como suele suceder, el hacer un comentario desfavorable ha alguien que murio (sobretodo si es famoso) es “faltarle al respeto” al muerto… cuando no es asi.
    Estoy de acuerdo en que calumniar o hablar mal de un difunto (aunque sea verdad) es antietico por parte de la persona que habla y sobreto doloroso para la familia del fallecido, pero eso de “que-bueno-era-todo-lo-hacia-bien-que-gran-perdida” es un asunto diferente.

    La television mexicana no esta ni peor ni mejor que como cuando este “reportero” estaba vivo, por lo tanto podemos decir que su aportacion fue nula profesionalmente hablado (y eso no es ser desalmado o insensible, es la verdad)

    Por ultimo, les recomiendo este articulo de La Jornada en la Ciencia, ojala nos haga poner mas atencion en la tarea de matematicas de nuestros hijos

    http://ciencias.jornada.com.mx/investigacion/ciencias-fisico-matematicas/investigacion/matematicas-para-la-formacion-de-ciudadanos-criticos

    Saludos

  10. Anonymous dice:

    bien… solo tengo 17… pero creo que puedo dar mi opinion n_n

    es clasico ver a aquel hijo mal agradecido con su madre cuando estuvo en vida, llorando ante el ataud de su madre cuando esta muere… pidiedo perdon… como si eso fuera cambiar algo…
    es mejor mantener una actitud serena y neutral. no fanatizarse..
    la gente no es eterna. Tampoco perfecta, como todos, tenemos errores y virtudes.
    Poco nos debe importar lo que dgan los demas de nosotros… espues de muertos y aun en vida…

    (ejemplo)
    un adolecente que fue a una fiesta se acosto con cuanta mujer se le puso enfrente… luego… adquiere el virus… pasa un tiempo… el niega tener la enfermedad… su familia, amigos, conocidos quieren ayudarle pero el se neiga… luego muere…

    ¿Debemos tenerle lastima?

    el cabo su propia tumba, el decidio no recibir ayuda… no sirve de nada decir…

    “Pobre, su familia debio ayudarlo”

    o

    “El no merecia morir”

    ….

    lo que debemos hacer… es vivir nuestra vida… no sabes que va a pasar mañana…

    en lo personal, no le temo a la muerte, se que llegara. No se cuando, pero se que lo hara.
    Por eso voy a vivir lo mejor que pueda…

    voy a gritar, cantar, bailar, reir, ayudar llorar… todo lo que pueda hacer antes de que ese dia llegue, y cuando lo haga… no estare triste sino feliz por que vivi, y lo hice bien.

    Ese fue mi insignificante opinion…

    Leòn

    Caos_lovely@hotmail.com n_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: