Alcoholismo: porque apoyar el combate a una decisión


“La virtud es una disposición o habito que incluye un propósito deliberado o una elección, que consiste en un termino medio que es relativo a nosotros mismos; el termino medio lo determina la razón, o es lo que determinaría un hombre prudente”.
Aristóteles

¿Porque tengo que dar dinero a los grupos de la calle que tienen centros de rehabilitación para drogadictos y alcohólicos, cuando estos lo son por una decisión propia?Me queda muy claro que tanto el alcoholismo como la drogadicción no son una enfermedad, aunque la publicidad así lo trate de posicionar en los medios.

Si fuera enfermedad, se podría curar con simples medicamentos y se adquiriría por una especie de contagio o falla metabólica, sin necesidad de intervención de la voluntad.

Es innegable que los efectos sociales de estas adicciones son dañinos y dramáticos tanto para la familia como para el círculo cercano del adicto, pero no por esto deja de ser consecuencia de una decisión.

Empezó con el placer de un trago y no se supo cuando detenerse, aunque esto sea humanamente posible, incluso en cualquier etapa del vicio como lo han demostrado los tratamientos de enclaustramiento y abstinencia.

Es cierto que el alcoholismo es un lastre social y foco de conflictos familiares y vecinales, pero ¿porque en vez de apoyar al rehabilitación no apoyamos la promoción de la moderación?

El alcohol no es malo por si solo, incluso tiene muchos beneficios: relaja, desinhibe, facilita la comunicación, libera el estrés, propicia la convivencia social, crea fuentes de empleo, ayuda a la salud; todo esto cuando se consume con moderación.

Es mas estoy escribiendo esto acompañado de un buen vino tinto.

La razón por la cual apoyamos a los grupos de rehabilitación, es porque casi todos tenemos a alguien con estos problemas en la familia, si no es que nosotros mismos.

O porque nos reconocemos como alcohólicos potenciales y alguna vez necesitados de este tipo de ayuda.

No digo que no haya que apoyar a estos grupos, sino que hay que hacerlo por las razones correctas y de ninguna manera debemos sentirnos culpables si no nos da la gana hacerlo.

Yo no tengo la culpa de que alguien mas haya perdido la medida correcta de sus martinis, ni tampoco es mi responsabilidad su rehabilitación.

Si puedo y deseo ayudarlos, lo haré, pero si no quiero hacerlo, que me dejen en paz.

Siempre existe la posibilidad de que yo alguna vez necesite este tipo de ayuda, pero si no me la quieren dar, mal haría yo en culparlos de mis vicios.

Si alguien me ayuda, que bueno, pero si no, pues yo solito me lo busque ¿que no?

Pero que no vengan a decirme que si no ayudo soy insensible y egoísta.

No soy insensible porque siento, especialmente cuando estoy bebiendo y tampoco soy egoísta porque cuando lo hago dejo buenas propinas.

No me alegro del vicio de los demás, pero no es culpa mía; prefiero apoyar campañas contra el cáncer o la leucemia que estas si son enfermedades muy reales.

Creo que una de las razones de estos vicios, es precisamente el que la sociedad sea condescendiente con los excesos al tratarlos como enfermedad en lugar de decir con todas sus letras que es simplemente la consecuencia de una decisión propia.

¿Falta de caridad cristiana? No hay problema, no soy cristiano.

¿Hacerlo para prevenir los delitos del vicioso?

Nada que ver; si alguien delinque hay que castigarlo y listo, además los centros de rehabilitación no garantizan que los borrachos no delinquen, de hecho tampoco pueden garantizar el que dejen de beber.

¿Problemas familiares como justificación?

Aun así el escoger el alcohol o las drogas como paliativo sigue siendo una decisión personal entre muchas posibles ¿que no?

Así que a otro perro con ese hueso, si alguien quiere que apoye su campaña contra la enfermedad del alcoholismo, lo haré invitándoles una cerveza.

¡Salud!

Juan Carlos Bujanda Benitez
Mayo 19, 2006

Anuncios

11 pensamientos en “Alcoholismo: porque apoyar el combate a una decisión

  1. marvision dice:

    Tienes toda la razón, no hablemos del “mayor de edad” que empieza a beber o meterse droga, ya es mayorcito y que se apañe…Pero vamos por el joven de 13 o 15 años aprox. que en el instituto le ofrecen “algo”, lo que sea, y los fines de semana sale con los colegas y “lo mismo”. Este joven no tiene aún una conciencia de lo que será su vida a partir de entonces, lo que será de él cuando sea mayor y esté enganchado a “lo que sea” bebida, o tabaco, o alguna droga dura.
    Los padres, hoy día tienen hijos porque quieren, no como antiguamente, pero no los cuidan. Si, los cuidan de pequeños hasta los 7 u 8 años, después los dan una especie de libertad que antaño no nos daban, a mí y a mis vecinas, nuestras madres nos iban a buscar a kilómetro y medio al tren para que viniéramos acompañadas. Mis padres ibas de vez en cuando a la discoteca donde yo solía ir, para ver el panorama, etc, etc, . Hoy día no, dejamos a nuestros vástagos hacer lo que quieren y así nos va. Luego se emborrachan, se drogan y echamos la culpa a la sociedad, que sí que es culpables, pero ….Quien es la sociedad? Nosotros, todos. Tu tienes que cuidar y aconsejar a tus hijos, cada cual los suyos, para no tenernos que lamentar luego si, son unos dependientes de alguna “sustancia” etc.
    Te doy la razón, Juan Carlos en lo que dices, pero te matizaré.
    El cáncer, algunos son por fumar….la cirrosis suele ser por beber….algunas enfermedades son debidas a excesos del pasado y no detectados en el tiempo en el que se consumió la sustancia indebida. Los gordos “obesos” casi todos, es debido a una mala alimentación. Si empezamos a cuestionarnos las enfermedades…solo se salvan algunas por genética y por accidentes, todas, o casi todas son por algo que hicimos mal o no hicimos bien. Ejm. Sabemos que hay que hacer ejercicio para una buena función en el cuerpo, pero no podemos obligar a nadie ha hacerlo, no podemos ser más papistas que el Papa. El sida se propaga, mayoritariamente, por relaciones sexuales….Es muy complejo todo y si vamos poniendo puertas al campo….nos quedaremos sin campo. Todo deriva de todo. O casi todo. Mi niño es autista, esta es una enfermedad natural. Yo tengo una tos que me da dos veces al año, mínimo, muy molesta, es debida a que fumé durante 20 años, hace 8 que no fumo G. a Dios, pero mi tos está ahí, y aunque no me muera de ella, quedó como resto de un mal uso del tabaco. Hoy día no tengo vicios de este calibre, pero la vida es así. Si mañana voy a que me den algo para mi tos y me dicen que no, porque fumé y me apañe yo solita….entiendes lo que quiero decir? Luego está la conciencia. Bastante mal estará quien no pueda quitarse de un vicio. Yo prefiero dejar mi dinero para curar a otro, que algún día nadie me quiere curar a mi. Bueno es mi punto de vista. El tuyo también lo comparto. Esta vida es tan compleja…Un saludo sincero Juan Carlos

  2. marvision:

    Tienes razon en cuanto a los menores de edad, en realidad no me referi a ellos para nada, pero son otra parte del problema y si, tambien pienso que sigue siendo problema de responsabilidad, pero en este caso de los padres y maestros.

    Con respecto a los vicios, creo que entendiste mal, no digo que se les deba negar ayuda a los afectados, simplemente que debe ser por las razones correctas, pero si nos ponemos estrictos y si solo existiera ayuda para una persona y tuviera que escoger entre la que tiene tos por fumar y la que tiene tos por resfriado, sin dudarlo escojo esta ultima.

    Primera:
    El fumar puede ser causa de cancer, pero no es causa demostrada aun y aunque lo fuera, de ninguna manera estoy de acuerdo con lo que dices que :”todas, o casi todas son por algo que hicimos mal o no hicimos bien”.

    Existen muchisimas enfermedades que nada tienen que ver con algo que hicimos mal, quizas estas confundiendo enfermedad con padecimiento, pero aunque asi fuera, con mayor razon deberiamos ser capaces de diferenciar una enfermedad “per se” que un padecimiento por negligencia

    Por lo demas, una cosa es cierta, se han erradicado muchas enfermedades precisamente por algo que hicimos bien y esto es el avance de la medicina y la ciencia moderna.

    Saludos

  3. Juan Carlos:
    Concuerdo contigo en relación a que las campañas debieran estar más orientadas a la prevención que al de la rehabilitación(sólo un 40% logra rehabilitarse). Dar a aquellas instituciones que se dedican a ayudar a los adictos, me parece que tiene que ver más con prioridades personales y postura vital que con un deber. Yo personalmente tengo otras prioridades…pero me parece legítimo que el que quiera ayuda la pida.
    En lo que no estoy de acuerdo es en el que el alcoholismo sea una elección y no una adicción. Hay estudios que demuestran que hay quienes consumen en exeso y no son adictos y otros sí. Esto esta asociado a una vulnerabilidad biológica a desarrollar cuadros adictivos.Tanto los menores como los adultos pueden caer en esto. Es verdad que no es contagioso, ni existe un examen químico que lo compruebe…para la Esquizofrenia tampoco lo hay y no por eso no es enfermedad….así funcionan las cosas en el area de la salud mental.
    En fin a mi también me gusta mucho el vino…especialmente el tinto en sus dos variedades merlot y cabernet sauvignon.
    Salud!!!!!!!!

  4. Alejandra:

    Practicamente estamos de acuerdo en todo, salvo que nunca dije que el alcoholismo no fuera adiccion, dije que es eleccion y ademas adiccion.

    Pero la vulnerabilidad biologica, no cambia nada el hecho de que sea cuestion de eleccion, simplemente para algunos es mas facil que para otros, incluso se dice que los que tienen mas tolerancia al alcohol, tienen mas riesgo de caer en la adiccion por que piensan que son inmunes.

    La esquizofrenia no es cuestion de eleccion, independentemente de que sea enfermedad o no.

    Te envidio, Chile es productor de los mejores vinos para mi gusto.

    Que conversacion tan paradojica no crees?

    Saludos.

  5. JASO dice:

    Hola Juan Carlos.

    Pues yo tengo 10 años tomandome 20 cervezas diarias.

    Y no se me ha hecho vicio.

    juar.

    Saludos.

  6. Tienes razon jaso, ahora que lo dices, es muy facil dejar la bebida, yo la he dejado como 50 veces. Ja, ja.

    Saludos

  7. Anonymous dice:

    Hola, he oido bastante sobre alcoholismo, y hace ya bastantes años se clasifico como enfermedad la OMS, gente bastante preparada en el asunto debatio el asunto ademas hay bastantes estudios serios al respecto que podrian sacarte de ese mal uso de llamarle vicio.
    Es una enfermedad muy compleja, y muy dificil de admitir.
    Hay bastantes grupos de autoayuda como AA que pueden dar mucha información sobre el tema tengas o no tengas el problema.
    Hasta pronto

  8. Usuario anónimo:

    Primeramente déjame decirte que el órgano de la salud de la ONU, la OMS, define el alcoholismo NO como una enfermedad, sino como un trastorno de la salud mental con raíces biológicas, psicológicas y sociales. Es decir. se cuida bastante de llamarle “enfermedad”, pero lo hace de forma que pueda inferirse esa definición si alguien así lo quiere.

    Quienes si lo definen como enfermedad son los grupos de AA (Alcohólicos Anónimos), pero incluso ellos mismos se cuidan al definirla como” una enfermedad que probablemente tenga raíces genéticas”. Claro que aquí lo que vale es la frase “probablemente”, ya que no se ha podido demostrar aun.

    Por otro lado, el que organismos como la ONU digan lo que sea, esto no hace un hecho una realidad, una cosa es como lo quieran considerar para efectos prácticos y otra cosa es la realidad, el tomar las definiciones de la ONU o cualquier otro grupo como dogmas, equivale a cometer la falacia de autoridad.

    Recordemos, sin descalificar a la ONU, que estamos hablando del organismo que declara que no contratara empleados fumadores para ser congruente con sus campanas de prevención del tabaquismo; si no vemos en esto un absurdo o falacia, entonces no vemos nada.

    ¿Mal uso llamarle vicio? ¿Quieres decir entonces que no es vicio? ¿El que una adicción traiga como consecuencia múltiples enfermedades, le quita por esto que el origen sea un vicio? El tabaco puede ser factor que ayude a contraer cáncer de laringe, ¿deja por esto de ser un vicio?

    Si no es un vicio, sino una enfermedad, entonces ¿porque es difícil de admitir?. al contrario, pienso que es difícil de admitir precisamente porque es un vicio, es mas fácil admitirlo si se le llama enfermedad.

    Esto no quiere decir que los alcohólicos no merezcan ayuda o que el alcoholismo no sea fuente y origen de muchas enfermedades y una lacra social, ¡pero de eso a quitarle la responsabilidad a los alcohólicos para sugerir que se contagiaron de la “enfermedad” del alcoholismo, por favor!

    Por cierto, los grupos de AA, siempre han estado cerrados a dar números y a medir su efectividad, solo mencionan sus éxitos, nunca sus fracasos, es decir, si alguien deja de tomar se apuntan una palomita, pero si a alguien le vuelve la “enfermedad”, entonces es alguien débil y es su responsabilidad.

    Saludos

  9. vikmang dice:

    Hola Juan Carlos,

    Felicidades por tu blog, me gusta el estilo con que abordas algunos temas interesantes para mí. Éste en especial porque soy especialista en epidemiología.

    Supongo que escribiste el presente para justificar tu DECISIÓN de no apoyar financieramente la rehabilitación de adictos. Me he sentido igual cuando no doy dinero a gente que parece batallar en la vida más que yo.

    Tienes razón en que es libre DECISIÓN el gastarse el dinero en lo que te plazca, tú te lo has ganado.

    Por otro lado, es posible que cuando descubras que los cánceres y la leucemia son producto de la exposición a diversos riesgos y estilos de vida, cambies tu potencial DECISIÓN de apoyo hacia ellos. Después de todo uno DECIDE vivir cerca de fuentes de alto voltaje o rodeado de polución, también uno decide comer comida freída con el aceite que sobró ayer, rociar de insecticida la casa, fumar, tomar antibióticos por cualquier pretexto y sin receta, usar comida rápida o fertilizada con quien sabe que cosa, cubrir los alimentos con celofán para meterlo al horno…. después de todo nosotros decidimos exponernos… es parte de la vida.

    … cuando tenga yo un accidente de carretera por causa de alguno de los muchos maniáticos con licencia que andan por ahí y me digan que fue mi culpa porque tomé la DECISIÖN de subirme a un carro, sabiendo como maneja la gente… espero alguien me ayude en la rehabilitación.

    Contrario a lo que opinas, las adicciones precisamente no son producto de la decisión, si no, precisamente de la carencia de voluntad, de la debilidad de espíritu e inestabilidad emocional.

    Pero eso sí, te felicito por TÚ DECISIÖN de expresar tus ideas y dejar salir aquello que te hace ruido por dentro. También la represión es nociva y produce enfermedades. Después de sacarlo, uno se siente MUCHO mejor!!

    Un saludo,
    Victor M. Guevara,
    Médico Epidemiólogo
    Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos

  10. Victor:

    Interesante analisis de mis motivaciones, y ciertas en la mayoria de los casos.

    Aunque en realidad el punto principal hacia el que queria llamar la atencion (no se si lo consegui o no), es hacia el hecho de llamarle al alcoholismo enfermedad y quitarle con esto la responsabilidad del enfermo.

    En lo que si tienes toda la razon y no habia reparado en ello es en la idea de “voluntad”, en que no se puede llamar precisamente “decision consciente” a la debilidad de espiritu o falta de voluntad.

    Saludos y espero que te mantengas en contacto, nos puede ser muy util la opinion de un epidemiologo.

  11. letoius dice:

    Interesante este post, incluso me llevo a investigar sobre lo que realmente es el alcoholismo y ¿si realmente es considerado o puede considerarse una enfermedad?

    Pues aquí les dejo una serie de datos que me parecieron interesantes para aclarar estas dudas, los invito a leer y sacar sus propias conclusiones, claro está el debate sigue abierto:-)

    Primero si vamos hablar de “enfermedad” tenemos que saber lo que se entiende por “salud”:

    “La Constitución de la OMS define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.”

    Por el contrario según el DRAE una enfermadad es una: “Alteración más o menos grave de la salud”

    En cuanto al alcoholismo la OMS considera que el alcoholismo es: un “trastorno de la salud mental con raíces biológicas, psicológicas y sociales”.

    Y según el DRAE trastorno es una: Alteración leve de la salud.

    A continuación una serie de consideraciones sobre el alcoholismo:

    Según la enciclopedia médica en español de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y los Institutos Nacionales de la Salud, el Alcoholismo: “Es una enfermedad caracterizada por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas a un nivel que interfiere con la salud física o mental del individuo y con las responsabilidades sociales, familiares u ocupacionales.”

    También afirma que “El alcoholismo es un tipo de farmacodependencia, en la cual existe tanto la adicción física como la psicológica.”

    Según el DRAE: “Adicción.. Hábito de quien se deja dominar por el uso de alguna o algunas drogas tóxicas, o por la afición desmedida a ciertos juegos.”

    La Clasificación internacional estadística de enfermedades y problemas relacionados con la salud (más comúnmente conocida por su abreviatura ICD en inglés) la cual es una descripción detallada de enfermedades o heridas conocidas y que es publicada por la Organización Mundial de la Salud, en su Capitulo V sobre Trastornos mentales y del comportamiento (F00-F99) incluye a los siguientes trastornos:

    F10-F19 Trastornos mentales y del comportamiento debidos al uso de sustancias psicoactivas.

    Nota: Según creo estaría incluido el alcoholismo (por ser el alcohol una sustancia psicoactiva) y otras tantas enfermedades producidas por sustancias de este tipo.

    Sobre las causas del Alcoholismo la Enciclopedia Médica en Español de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y los Institutos Nacionales de la Salud asegura que:

    “No existe una causa común conocida del alcoholismo. Sin embargo, varios factores pueden jugar un papel importante en su desarrollo. Una persona con una madre o con un padre alcohólico tiene más probabilidades de volverse alcohólica que una persona sin historia de alcoholismo en la familia inmediata. La investigación sugiere que ciertos genes pueden aumentar el riesgo de alcoholismo, pero qué genes o cómo ejercen su influencia es motivo de controversia. Entre los factores psicológicos están la necesidad de aliviar la ansiedad, una depresión en curso, conflictos de relaciones interpersonales sin resolver o baja autoestima; y entre los factores sociales están la disponibilidad del alcohol, la aceptación social del consumo de alcohol, la presión del compañero y estilos de vida estresantes.”

    Según leo para la Asociación Médica Americana existen dos condiciones con respecto al consumo del alcohol, estas son las siguientes:

    1. El abuso en el consumo del alcohol es un patrón de consumo de bebidas alcohólicas acompañado por uno o más de estos problemas: (1) inhabilidad de cumplir responsabilidades importantes relacionadas con el trabajo, la escuela o el hogar debido a la bebida; (2) beber en situaciones que son físicamente peligrosas, como por ejemplo al conducir un auto u operar maquinaria; (3) problemas legales recurrentes relacionados con el alcohol, tales como ser arrestado por manejar en estado de ebriedad o por ocasionar lesiones físicas a una persona mientras se está ebrio; y (4) tener problemas sociales o de relaciones ocasionados o empeorados por los efectos del alcohol.

    2. El alcoholismo (la dependencia del alcohol) es un patrón más severo de consumo de bebidas embriagantes que incluye los problemas del abuso en el consumo de alcohol, además de un consumo persistente de bebidas embriagantes a pesar de los problemas físicos, mentales y sociales obvios ocasionados por el alcohol. Típicamente también se observa (1) pérdida de control: no poder dejar de beber una vez que se empieza; (2) síntomas de abstinencia (síntomas relacionados con dejar de beber, tales como náuseas, sudoración, temblores y ansiedad); y (3) tolerancia (necesitar cada vez mayores cantidades de alcohol para sentirse embriagado).

    A continuación unas reflexiones sobre una de las opiniones dadas por el autor del post:

    Creo que tu visión de lo que es enfermedad esta un poco limitada ya que afirmas que:

    “Si [el alcoholismo] fuera enfermedad, se podría curar con simples medicamentos y se adquiriría por una especie de contagio o falla metabólica, sin necesidad de intervención de la voluntad.”

    Amigo no todas las enfermedades tienen cura, por ejemplo el SIDA, por poner tal vez la más famosa, así como el Virus del herpes tampoco tienen cura, también diversas enfermedades hereditarias, así como enfermedades genéticas y congénitas tampoco tienen cura. (Desafortunadamente)

    Y bueno no se a que te refieres cuando dices “simples medicamentos”,(a lo mejor a una aspira, bueno no sé) pero hablando de medicamentos por ejemplo para el tratamiento del alcoholismo se utilizan algunas drogas como la naltrexona.,

    Y la forma de contagio tampoco implica el que no sea una enfermedad, puesto que existen diversas enfermedades que no son contagiosas, por ejemplo: la esquizofrenia, que ya fue mencionada en otro comentario.

    Con respecto a que por ser una decisión personal el alcoholismo no debería ser considerado como enfermedad, esto no necesariamente es así, ya que si alguien se inocula virus o bacterias patógenas por dedición propia, por este hecho no dejaría de llamarse enfermedad a las alteraciones que posiblemente sufriría esta persona.

    O por ejemplo, el que alguien decida mantener relaciones sexuales sin protección con una persona que tiene VPH; el hecho que esta persona haya tomado esa decisión conociendo los riesgos, no implica que el VPH dejara de ser una enfermedad y que esta persona no tenga altas posibilidades de contagiarse y enfermar.

    Claro después de enfermar esa misma persona por decisión propia podría curarse al tomar por ejemplo antibióticos específicos para la bacteria que se inoculo. En el caso de los virus ya es otra cosa, pues muchas de las enfermedades virales no tienen cura.

    Por último quiero hacer referencia a la siguiente noticia:

    Químico cerebral determina quién beberá
    Estudio halla que los receptores D2 de la dopamina podrían ofrecer protección contra el alcoholismo

    LUNES 4 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare)Este estudio halló que los niveles elevados de los receptores D2 de la dopamina, un mensajero químico en los circuitos de recompensa del cerebro, podrían proteger a algunas personas en alto riesgo de desarrollar alcoholismo.

    “Los niveles elevados de receptores D2 de la dopamina podrían ofrecer protección contra el alcoholismo al activar los circuitos del cerebro involucrados en la inhibición de respuestas conductuales para la presencia de alcohol”, explicó en una declaración preparada la autora del estudio Nora D. Volkow, directora del National Institute on Drug Abuse.

    “Esto significa que las estrategias de tratamiento para el alcoholismo que incrementan los receptores D2 de la dopamina podrían ser beneficiosas para los individuos en riesgo”, dijo Volkow.

    Saludos y espero que estos datos(que no son todos, por supuesto),les sean de interes, que aunque presentados en forma un poco desordenada sirven para hacerse una idea más clara sobre el tema. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: