Baruch Spinoza y los propósitos de año nuevo


“Las pasiones son un fracaso, pensar mejor es vivir mas, comprender es actuar, nuestros progresos no provienen del libre albedrío, de los decretos arbitrarios; nadie se transformara voluntariamente. Lo que queremos ser es el reflejo de lo que somos y si atacamos nuestras pasiones de frente estamos seguros de perder de antemano

Esta interpretación que Ikram Antaki (Temas Morales) hace de la "Ética" de Baruch Spinoza, tiene en esta temporada de propósitos de año nuevo una importancia capital, si queremos llegar a realizar alguno de ellos.Como yo lo entiendo, significa llanamente que “querer no es poder”, nunca lo ha sido, si así fuera cualquiera le pegaria a la lotería solo con quererlo con suficientes ganas; y lo mismo vale para cualquier deseo de cambio o mejora personal, no basta con querer, hay que comprender.

Al decir que nadie se transforma voluntariamente, se refiere a la voluntad mas como una reacción de la pasión que de la razón, nuevamente la interacción del Neocortex contra el Sistema Limbico.

Todos tenemos la costumbre de querer cosas sin hacer antes un análisis de su conveniencia o factibilidad, simplemente se trata de deseos o emociones.

Pongamos por ejemplo que yo quiero dejar de beber, esta decisión, tomada quizás después de una cruda (resaca) por abusar de la hora feliz , es solo a nivel de deseos, en este caso el deseo de no caer nuevamente en el exceso y por lo mismo quizás solo durara hasta la próxima hora feliz, sin embargo si esta misma decisión se toma después de un concienzudo análisis y posterior comprensión de las posibles consecuencias de beber y de las alternativas que se tienen, la decisión pasa de ser un simple deseo a ser un razonamiento, la diferencia quizás es sutil, pero es suficiente para que la abstinencia sea mas duradera.

La diferencia esta en la comprensión y esta es fruto del análisis (razones, motivos, alternativas, consecuencias, posibilidades, potencialidades, etc.), cuando algo se comprende, pasa de ser una simple pasión a ser un razonamiento, este crea una sinergia que nos lleva a actuar de forma inevitable en consecuencia.

A diferencia de un simple deseo que nos hace actuar en el momento, pero a olvidar sus motivaciones en cuanto se ha visto satisfecho y de esta manera no se aprende nada y se vuelve a cometer el mismo error.

A esto se refiere cuando dice que nadie se transforma voluntariamente, al menos no con la sola voluntad.

Creo que la clave esta en la frase “Lo que queremos ser es el reflejo de lo que somos y si atacamos nuestras pasiones de frente estamos seguros de perder de antemano”, esto es que cualquier cosa que yo desee, es fruto de mi condición emocional actual, no puedo simplemente querer algo difícil y conseguirlo de forma automática, no funciona de esta forma.

Si digo “Estoy harto de ser celoso, a partir de hoy dejare de serlo”, estoy atacando una pasión de frente, es decir sin previo análisis, sin previa comprensión, para poder lograr progresos, necesito antes haber considerado mis alternativas, el daño que ocasiono a quien celo, el origen de mi actitud, la forma en que dejare de hacerlo y todos los aspectos necesarios para comprender mi necesidad de cambio, solo de este forma puedo lograr algún progreso y este será generalmente gradual, no inmediato.

No puedo dejar de odiar, o dejar de envidiar o dejar de mentir o cualquier otra actitud generada por la pasión solamente con desearlo, necesito comprenderlo.

Esta es la causa del porque la actitud generada por discursos motivacionales nos dura tan poco tiempo, son simples emociones, nada de razonamiento, las terapias de auto ayuda solo funcionan cuando se trata de profundizar en los motivos, no funcionan a nivel superficial, deben de pasar del sistema limbico al neocortex, de lo animal a lo humano, del sentir al saber, de la pasión a la razón.

También es por esto que se venden tanto los libros de auto ayuda, la mayoría solo sirven mientras los estamos leyendo, pero una vez que los dejamos, olvidamos los propósitos de cambio y volvemos a terreno conocido, a lo que somos.

La motivación psicológica tiene un limite superior, pero una vez que este se alcanza se empieza a descender, no se puede permanecer en la cima permanentemente solo con estar motivado, en cambio los conocimientos fruto del razonamiento cambian la mentalidad, no es simple motivación, es comprensión y es permanente.

Claro que tampoco se trata de negar las pasiones, estas son parte de la vida y son estas lo que nos dan placer, pero si dejamos que ellas nos conduzcan, nuestro destino será bastante incierto.

La razón y la pasión deben ir de la mano, me apasiona la lectura porque me hace comprender, me gusta saborear el vino tinto pero la razón me dicta la medida (a veces), me gusta la música y las artes contemplativas, pero también me apasiona el tener alerta mis sentidos para poder interpretar el mundo en que vivo.

Bien dice Spinoza: “…pensar mejor es vivir mas…”, no necesariamente mas años sino con mayor intensidad, puedo vivir 100 años repetidos o uno solo lleno de vida, vivir mas, vivir mejor.

Elijo lo ultimo, no quiero solamente existir, elijo ser humano con todas las características propias de la especie, con dudas, con pasiones, incluso con vicios razonados y libremente elegidos, con la libertad que me da la razón.

Elijo sentir y luego comprender, elijo vivir, es este mi propósito de año nuevo.

Juan Carlos Bujanda Benitez
Diciembre 7, 2006

Anuncios

3 pensamientos en “Baruch Spinoza y los propósitos de año nuevo

  1. marvision dice:

    Me he levantado triste y he visto que has escrito, parece que leas en mis pensamientos, o quizá es que tiene que ser así, pero tu post me ha hecho mucho bien porque no se como quitar un “pasión” de encima o neutralizarla y se que voy por buen camino, pero caigo frecuentemente en el abatimiento, quizá por que es demasiado fuerte y hay “deseo” de por medio. A esta pasión, tengo que reducirla y acorralarla, porque tampoco es cuestión de olvidar “para siempre” no hay por qué, pero si quiero apartarla a un lado del pensamiento, que esté ahí, pero me deje ver el resto, a veces no consigo ver nada más que mi deseo, el bloqueo no me conviene. Tu post es genial, es importante todo lo que me expones, te entiendo, me sirves “amigo”. Espero poder cambiar la mentalidad a base de conocimientos y estudios, no tengo ganas de tener un futuro incierto. El problema es que no lo he comprendido, como muy bien dices tú, para atacarlo hay que comprenderlo….Ciertamente no se puede decir “hoy dejo de pensar en esto que tanto me duele” no funciona, en el mismo instante en que lo estás diciendo ya sabes que no va a funcionar. Pero no se cual es el método. ¿Tú le sabes?

  2. ernesto dice:

    muy buen post, un ejemplo más de lo útil y provechoso que puede ser leer a un clásico (desde Platón hasta Spinoza o Hegel) en contraposición a nuestros falsos profetas (Cuauhtémoc Sánchez y esa raza)

  3. Marvision:

    Me alegra que te haya sido util, que si yo le se? Tiempo, solo tiempo.

    Ernesto:
    Se ve que te gustan los clasicos y algunos del Boom latinoamericano.
    Yo tengo años intentandole al Quijote, pero no paso del primer capitulo, es mi meta este año.

    Y si, las respuestas para casi todo ya estan ahi, solo hay que buscar en los viejos filosofos.

    Saludos–>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: